Santiago Haaker cazador de pasiones

Santiago Haaker, head hunter y papá por vocación, creció rodeado de muchos amigos entendiendo que la complicidad genera mucho valor. “Ahora lo veo con mis hijos, esa conexión que se necesita para educar desde lo más profundo está justamente en esa complicidad, con el respeto de ser papá, liderando, aprendiendo y generando confianza”, afirma. Descubrió su fascinación por el contacto con las personas y las distintas áreas que componen una empresa, cuando inició su viaje por Recursos Humanos hace más de 25 años; trabajando en muchas empresas y sectores. “Entendí que las personas y las organizaciones necesitan un vínculo para conectar, una estrategia para focalizar y talento para generar valor”, explica con esa pasión de los que aman lo que hacen. Talento ideal Gran parte de sus inicios la pasó entrevistando y evaluando, es en ese camino descubrió que tenía una sensibilidad especial para conectar y ver más allá en las personas. Ese talento lo motivó a crear su propia empresa caza talentos: HeadHunting LAB “Entré a la universidad y empecé a trabajar, definitivamente Recursos Humanos me sedujo y me terminó fascinando. Lograba generar conexiones, generar confianza, ser cómplice y seguir avanzando a través de las personas y sus equipos” Por las venas de Santiago siempre corrió la idea de tener un negocio propio, soñaba con uno. Así, después de pasar por una empresa líder mundial en su rubro, decidió emprender el vuelo solo. “Recuerdo mi primer día en HeadHunting LAB, recibí una llamada donde me pedían hacer la búsqueda de un CFO. Yo creo en el destino, y esa era una señal de que iba por buen camino”, sostiene. Así empezó su aventura empresarial y bajo su slogan “la ciencia de buscar y el arte de elegir” este cazatalentos profesional disfruta cada “viaje” y complicidad de la que hablaba al principio, pero esta vez, con sus clientes. A través de HeadHunting LAB, Santiago y su equipo generan valor a sus distintos clientes, entendiendo sus necesidades y ayudándolos a seguir creciendo, encontrando candidatos adhoc. Como dice: “la misión de mi organización es ayudar a las personas, a las empresas y al Perú a ser mejores”. “Mis hijos me ven trabajar contento, siempre dando lo mejor”. Para eso necesito estar bien oxigenado, recargando energía y muy motivado; buscando espacios idóneos, ya sea viendo el amanecer, escuchando música o tomando un buen café”, culmina con una sonrisa genuina

Suscríbete a nuestro boletín

Únete a nuestro boletín y recibe lo último en Moda y acceso a promociones especiales.

Relacionados

Recibe nuestra revista

Suscríbete y recibirás nuestra última edición de Revista C en formato PDF.

Edición 9